miércoles, 22 de agosto de 2012

Sionismo en Cataluña



Pepe Gutiérrez-Álvarez (1-6-2010)

La actuación de la diplomacia sionista en Catalunya recuerda la vaticana. Esto es gracias al “lobby” sionista que abarca casi todo el arco parlamentario, a diarios, periodistas, escritores…

Las movilizaciones contra el “Guernica de Gaza” en Catalunya no obtuvieron una respuesta por abajo. No hubo ni un solo manifestante a favor del atropello, aunque no faltaron diarios i tribunas que lo justificaron.

Si hubo una movilización por arriba patrocinada por el cónsul israelí en Barcelona, por el portavoz que habla en nombre de la comunidad judía más pudiente, por líderes políticos de ERC (Carod Rovira), PSC (José Zaragoza), con una fuerte labor de agitación y propaganda desde medios tan poderosos como TV3 y La Vanguardia, sin olvidar la labor de la “star” Pilar Rahola, así como la pléyade de intelectuales, comenzando por el inevitable Joan B. Culla i Clarà entre cuyas finuras figura un artículo en El País sobre el asunto de la candidata del NPA con velo en el que –entre otras cosas como recurrir a Marx, Lenin o Trotsky con una ignorancia interesada- acusaba a la izquierda radical de ser anticatólica y cómplice con el “fundamentalismo” islamista.

Evidentemente, el argumento se alejó de Gaza todo lo que pudo.

El argumento pasaba por “toques” como los siguientes: “Libersohn no se limitó a hacer una alerta genérica en Europa, sino que apuntó directamente a Catalunya: “concentra el mayor índice de antisemitismo” de Europa. El rabino, nieto de una superviviente del holocausto fallecida recientemente, apremió a las instituciones catalanas a trabajar en la educación para la tolerancia”.
“Libersohn, que recordó un informe encargado por la Agencia Judía y el Ministerio Israelí de Asuntos de la Diáspora que apunta que el 75% de la población española mantiene prejuicio contra los judíos. Este estudio apunta que los incidentes antisemitas en Europa se dispararon en el 2009 hasta alcanzar la cifra más alta desde el fin de la Segunda Guerra Mundial”.

“Libersohn no se limitó a hacer una alerta genérica en Europa, sino que apuntó directamente a Catalunya: “concentra el mayor índice de antisemitismo” de Europa. El rabino, nieto de una superviviente del holocausto fallecida recientemente, apremió a las instituciones catalanas a trabajar en la educación para la tolerancia”.

“Con el paso de los años cada vez quedan menos supervivientes” y “conforme vayan desapareciendo” se intensificarán las corrientes negacionistas, alertó. Por ello, Schutz (embajador de Israel en Madrid) pidió un esfuerzo a las instituciones para preservar la memoria, “más allá de los condicionantes políticos”, y rogó que “no olviden nunca” la enseñanza del holocausto, tras haber asegurado que además de este genocidio ha habido otros en Camboya, Darfur o los Balcanes, e Irán amenaza con “borrar a Israel del mapa”.

Estos toques aparecieron reiteradamente en diarios como La Vanguardia a finales de enero de este año, y fueron divulgados como el “gran argumento” por los intelectuales orgánicos del “lobby” que cuentan con “banda libre” en toda la prensa.

También se anotaba que: “Desde el Govern, Carod-Rovira, que mantiene su plena sintonía con el colectivo judío, recordó que se exterminaron tantos judíos como habitantes tenía Catalunya hace 10 años, e instó a todos los agentes a evitar el uso “simplista, frívolo y banal” del adjetivo nazi. Además, recordó que ayer se cumplieron 71 años de “la entrada del ejército de ocupación franquista. Benach insistió en la importancia de la memoria histórica y dijo que el contexto es oportuno para recordar aquellos hechos, ya que “el nazismo creció en tiempos de crisis económica mundial, de carencias, de frustración”. Leyendo esto, alguien puede llegar a creer que los franquistas están representados por los palestinos de la “Intifada” (por otro lado,, y dicho sea de paso, el ejército franquista ocupó todo el Estado).

El cinismo de la maniobra ha vuelto a quedar en evidencia con la última aventura “defensiva” del ejército sionista. Se podría decir –emulando a voltaire- que la historia de la humanidad es la historia de sus crímenes y de sus muestras de cinismo. Así, las movilizaciones antifranquistas en el extranjero eran llamadas “antiespañolas”, y las denuncias del fascismo exterior norteamericano se tildan de “antinortemericanas”, pero en este caso, me parece que se superan las marcas.

¿Qué tiene que ver el “holocausto” con el Estado de Israel, y no digamos con lo que hace el Estado de Israel?

Se nos dice que los hebreos crearon el Estado de Israel huyendo de Auschwitz… ¿Y que tuvieron que ver los palestinos con los campos de exterminio? ¿No fueron los nazi-fascistas?, ¿No fueron los franceses, polacos, y otros, los “colaboracionistas”? ¿No fueron los Estado Unidos los que cerraron sus puertas a los judíos que huían de Europa, y los que tuvieron a punto de far la victoria a un candidato furibundo antisemita y simpatizante del nazismo llamado Lindberg, para más señas, famoso aviador?

Por otro lado, amalgamar los “negacionistas” con los que se manifiestan en solidaridad con los palestinos de todas las edades masacrados por el ejército ocupante sionista es algo tan indigno como el mismo negacionismo, es una argumentación de la misma calaña moral.

Las y los Rahola mediáticos utilizaban contra los palestinos (y por extensión contra todos los árabes que rechazan la expansión imperialista en Oriente Medio con los mismos trazos que los antisemitas de antaño empleaban contra los judíos…El “espíritu” del antisemitismo se ha trasladado de lugar, ahora se emplea contra los palestinos que son los judíos de hoy…Se crítica a Saramago y otros por haber establecido un paralelismo entre el nazismo y el sionismo, pero lo cierto es que, van or buen camino.

Por otro lado, los sionistas no tienen el menor inconveniente em comparar con Hitler a cualquiera que no les gusta desde Arafat hasta Sadam Hussein…

Y la cuestión es que lo que ocurre en Gaza cuenta entre nosotros con defensores cínicos bien instalados en el Parlament con el apoyo de partidos que no solamente se llaman de izquierdas, también se dicen “nacionalistas” o “catalanistas”…

Con esto vuelve a darse una moraleja conocida, a saber, que la izquierda realmente existente resulta ser en la realidad la vertebradora del discurso sionista al igual que lo es también del discurso neoliberal…Cierto, en ambos casos cínicamente vestido.

http://old.kaosenlared.net/noticia/el-sionismo-en-catalunya
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario