jueves, 13 de octubre de 2011

COMENTARIOS AL MANIFIESTO

A tenor de su extensión y de la dificultad de acceder a la sección de comentarios, se abre un hilo para ejercer la sana crítica del texto completo del MANIFIESTO POR UNA IZQUIERDA NACIONAL:

http://izquierdanacionaltrabajadores.blogspot.com/2011/10/manifiesto-por-una-izquierda-nacional.html

Saludos y gracias.

14 comentarios:

  1. La crítica a la sociedad burguesa no es nueva. Existe ya una crítica anarquista, otra fascista, otra comunista. Cada una de ellas es distinta, porque parte de supuestos diferentes e incluso opuestos. Nosotros criticamos la sociedad burguesa, pero nuestros fundamentos son incompatibles con los de la crítica fascista, la anarquista y la comunista. No proponemos sustituir lo material por "lo espiritual" (¿qué entiende usted por eso?), sino la mentira por la verdad racional. No sé de dónde saca usted tamaña afirmación. Nuestros planteamientos son completamente nuevos y originales, por eso no los comprende usted y los asimila a otros ya existentes, pretendiendo colgarnos alguna etiqueta, a ser posible la de "nazi". Todo ello es un indicio de la "buena fe" que le mueve al venir a debatir aquí. En efecto, pretende que lo nuestro tiene algo que ver con el !nacional-socialismo! En ningún momento hemos defendido posturas que nos asimilen a dicha ideología. Somos demócratas radicales y asamblearios, rechazamos el racismo, no propugnamos ningún interclasismo o colaboración de clases... ¿Somos nazis porque defendemos el socialismo y la nación? Habrá que ver entonces como definimos ese socialismo y nuestro concepto de nación. Simplemente, usted debe centrarse en nuestro manifiesto. Le ruego que lo estudie con más detenimiento si pretende dialogar con nosotros honestamente.

    Por ejemplo, la contradicción en el seno de la sociedad burguesa no se da sólo entre lo material y lo espiritual, sino en el seno de las estructuras materiales de la propia sociedad burguesa, la cual quiere el progreso, el desarrollo científico y la técnica, por un lado, pero por otro tiene que mentir, se sustenta en la mentira e impide ese mismo desarrollo mediante la institución de la finanza y la exigencia de la constante reinversión del capital. Se trata de una contradicción OBJETIVA y no de una mera contradicción entre lo subjetivo-espiritual y la realidad económica. La imposibilidad de una CIENCIA ECONÓMICA es el resumen de dicha contradicción entre capitalismo y ciencia. Es la propia infraestructura la que termina colapsando. La crisis actual lo demuestra. Insisto en que usted no ha comprendido el concepto de izquierda nacional. Por favor, insisto, léase el manifiesto con calma y reflexione sobre él. No es, nuestro enfoque, asimilable a ningún antecedente histórico aunque guarde algunos puntos de contacto con posturas ideológicas anteriores, faltaría más. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. El comentario anterior es la continuación del hilo de comentarios de:

    http://izquierdanacionaltrabajadores.blogspot.com/2010/07/manifiesto-por-una-izquierda-nacional.html?showComment=1320681430032#comment-c7016135898032565773

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Si todo esto que me comenta lo entiendo, no crea que no, yo no he insinuado que sean Nacional-Socialistas, lo de "nazi" es el apócope que los vencedores de la segunda guerra mundial aplicaron a dicha ideología, pero igualmente si creo que ustedes en cierto modo tienen una cosmovisión similar en según que aspectos con el NS no pasaría nada, estarían ustedes en su derecho,de hecho fue un régimen que logró grandes éxitos en lo económico y en lo social debido a su combate contra la usura del dinero, eso que se llama economía especulativa, promovida por la alta finanza internacional, alo que se oponen ustedes también. Cuando hablo de lo espiritual me refiero a valorar la vida en sí al margen de lo material, o sea, ante todo valorar a las personas por su forma de ser y por su valía, no por su dinero y su poder. Sobre el tema de colaboración de clases ya sabe usted cuál es mi opinión, sobre el tema del racismo mejor no hablar puesto que su razonamiento es de los más convencional y políticamente correcto, espero no ofenderle con este último comentario.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto veo en la parte superior la bandera de Israel en llamas, intuyo que los razonamientos contra la entidad sionista son obvios, eso sí ya saben de que los van a tachar, supongo que ya estarán acostumbrados a las vulgares descalificaciones.

    ResponderEliminar
  5. Nuestra postura sobre el racismo no es nada convencional, se lo aseguro. Nos basamos nada menos que en la filosofía de Heidegger. Ya hemos dicho en el manifiesto que los mayores crímenes del siglo no los cometió el fascismo, sino los vencedores. ¿Le parece convencional nuestra postura en algún sentido?

    Lo espiritual tiene muchos significados, desde la filosofía de Hegel hasta los que se dedican al ocultismo, como comprenderá tenía que pedirle algún tipo de definición más concreta. Y comparto lo que ha dicho, pero nuestra posición respecto del espíritu va mucho más allá de lo que sería una valoración de la persona por sus virtudes, aunque esto también, por supuesto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. En respuesta a su pregunta: nuestra condena del sionismo es total.

    ResponderEliminar
  7. Es cierto que los mayores crímenes no los comentieron los regímenes de corte fascista y NS, los vencedores de la segunda contienda mundial(incluyendo sus aliados)han sido los mayores genocidas, especialmente desde 1945 hasta la fecha de hoy, en eso estoy de acuerdo y cualquier persona que fuera un poco estudiosa al margen de la historia oficial debería de estarlo también. Referente al término racismo no lo decía en el sentido que ustedes afirman, yo lo enfoco desde un punto de vista natural, genéricamente humano al margen de cada situación, oponerse al racismo tal como yo lo concibo no tiene o tiene poco sentido porque es un producto de la naturaleza humana. Por cierto cuando usted afirma que los mayores crímenes no los cometió el fascismo denoto que realiza cierta defensa o coincide en postulados con esta doctrina, en cierto modo la defiende, está usted en su derecho y no tiene por qué tener connotaciones negativas,esto coincide en relación a mi opinión sobre lo que ustedes propugnan, en anteriores mensajes he dejado constancia de ello.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. La INTRA rechaza el fascismo sin paliativos, por muchas razones en las que ahora no vamos a entrar. Simplemente, aquí nos negamos a practicar la "demonización" típica de la horda antifascista, tan útil a otras ideologías, como el liberalismo, el comunismo, el anarquismo o el sionismo; pero lo hacemos menos por una simpatía hacia el fascismo que en honor de la verdad. También somos conscientes que el fascismo del programa de 13 de mayo de 1919 y el fascismo del veintenio no tienen nada que ver. Esto es, empero, una mera cuestión histórica que se sale de los intereses de un proyecto político, por definición orientado hacia el futuro.

    ResponderEliminar
  9. Supongo que ustedes rechazan el fascismo que puso en práctica Mussolini cuando llegó al poder que en gran parte no tenía nada que ver con el fascismo teórico que defendía antes de llegar al mismo, este fascismo originario cargado con un fuerte contenido nacional y social supongo que es el ustedes comparten, me remito al blog de "Filosofía crítica" en dónde precisamente se encuentra el enlace de este blog de INTRA y hay una imagen con un texto que dice:"El fascismo es alegría", que es un vínculo que explica o intenta explicar que significa el término "fascista", esta es una prueba palpable de que simpatizan con esta ideología, con el fascismo originario, que bueno en su derecho están. Estoy de acuerdo con usted cuando dice rechazar ese "antifascismo" tan artificial fabricado por el sistema y que tan bien le viene al mismo, utilizando a la chusma subvencionada para combatir a todo lo que se oponga a sus propósitos sionistas.

    ResponderEliminar
  10. Nos interesa sobre todo un Mussolini marxiano que intenta incorporar los valores de la filosofía de Nietzsche al programa socialista. En ese momento, Mussolini milita en el PSI y es un dirigente de izquierdas. Sus escritos de entonces, como la "Filosofia della forza" (1905), muestran un socialismo nietzscheano que es todavía marxista. La culminación de esta fase es el programa del 13 de mayo de 1919, el del primer fascismo, TODAVÍA de izquierdas; pero conviene no olvidar la etapa anterior marxiano-nietzscheana que hace posible dicho programa. Es esa fase a la que realmente nos referimos como antecedente de la izquierda nacional. Pero la serie "Antecedentes de la izquierda nacional" del blog FILOSOFÍA CRÍTICA a la que usted se refiere no está concluida. Cuando hayamos revisado el período anterior al programa del 13 de mayo de 1919, quizá se produzcan auténticos pasmos en el campo nacional-revolucionario. Y tal Mussolini, insisto en ello, no es aun fascista, sino socialista, más incluso que el Sorel que pacta con la Action Française Y QUE EL MUSSOLINI SOCIALISTA CRITICA CON FEROCIDAD.

    Todo esto ha sido ignorado por los que se autocalifican de nacional-revolucionarios pero aceptan como filósofo a un reaccionario católico antisemita(Alberto Buela) y llenan sus listas electorales de skin-heads convictos y confesos.

    No se nos confunda, por favor, con esta gente de falsos o presuntos NR de "izquierdas". No lo son.

    ResponderEliminar
  11. Sobre Mussolini he leído lo que fue parte de su obra política, antes en su época como socialista revolucionario y posteriormente en su época fascista, aunque no he profundizado tanto como usted, la faceta de la influencia Nietzschiana la desconocía, esta faceta la conozco más en otros dirigentes como Hitler. Lo de fascismo de izquierdas, esta definición sigo sin compartirla, el fascismo desde mi punto de vista no es de izquierdas ni de derechas, el hecho de que Mussolini cuando subió al poder apoyado por las clases dirigentes(Hay que partir de la base que Mussolini llegó al poder bajo los auspicios del rey Víctor Manuel III, bajo un estado burgués) en cierto modo traicionara sus postulados socialistas no significa que se derechizara,yo diría que se aburguesó, por lo menos yo lo veo así, no obstante tengo entendido por lo que he leído, siempre publicaciones al margen de la historia oficial que aún así el régimen Mussoliniano consiguió grandes logros económicos y sociales, habría que distinguir también la última etapa del régimen a partir del año 1943 cuando Mussolini fue liberado por los alemanes y fundó la República Social Italiana, tengo entendido que en esta fase final llevó a cabo un proceso de socialización de numerosas empresas, seguro que usted podrá aportar algo más de este corto período. Mussolini en sí durante su época fascista continuó en teoría siendo socialista pero con la variante nacional en vez de la internacional, por lo tanto no entiendo por qué usted afirma que era socialista y no fascista. Sobre lo que afirma en relación a los falsos NR pues supongo que tendrá usted razón, es un campo ideológico donde se generan muchas controversias por las distintas interpretaciones que tiene.

    ResponderEliminar
  12. Mussolini era socialista y no fascista (todavía) en la época en que dirigía el PSI y no había fundado el fascismo, es decir, el "primer fascismo", el cual puede calificarse como un "nacionalismo de izquierdas" (de alguna manera hay que caracterizarlo) porque sus contenidos, reflejados en el programa del 13 de mayo de 1919, son incompatibles con el fascismo derechizado de 1920-1943, auténtica traición al documento programático original.

    Mussolini intenta "arreglarlo" con la República de Salò (1943), pero demasiado tarde, ha perdido toda credibilidad. Las socializaciones de última hora no engañan: intenta poner en práctica el programa del 13 de mayo de 1919, pero con una finalidad puramente defensiva, no por convicción. Pretende conservar el poder que él mismo ha degradado manipulando a los obreros y trabajadores italianos para que le sean fieles y luchen contra los aliados. Pocos se toman en serio a este Gadaffi de los Apeninos.

    El fascismo tuvo su oportunidad, pero mintió como mienten hoy los políticos.

    El fascismo está desacreditado y se desacreditó él mismo antes de que los vencedores lo convirtieran en el "mal absoluto". No hay recuperación posible del fascismo y nosotros lo condenamos sin matices, aunque por razones distintas a las de la carnicera secta antifascista.

    Por eso hablamos de un Mussolini socialista "anterior" al fascismo, influido por Nietzsche pero todavía marxiano, como el mejor Sorel. Ése sería un antecedente de la izquierda nacional y no el Mussolini fascista. Fascismo es traición al pueblo, engaño, fraude, a pesar de sus patéticas escenificaciones sociales.

    Fascismo = pacto entre Mussolini y las clases superiores italianas (burguesía y aristocracia), incluido el Vaticano. Un interclasismo bajo la hegemonía de la oligarquía italiana, que entonces era todavía nacional y podía "engañar" al respecto. Si -como usted sostiene- Mussolini continuó siendo socialista "en teoría" durante ese período 1920-1943, la verdad es que lo disimulaba muy bien.

    Nosotros rechazamos sin paliativos, repito, el fascismo y damos por terminada esta discusión historiográfica que nada tiene que ver con el contenido del manifiesto al que está dedicado el presente hilo.

    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
  13. Antes de acabar esta especie de historiografía sobre Mussolini, le he comentado en el anterior mensaje que Mussolini subió al poder con su programa netamente socialista mediante el reinado de Víctor Manuel III y con el apoyo de las clases dirigentes, ya se que el Duce gobernó bajo el dominio económico de la oligarquía y que traicionó sus postulados socialistas, sólo me he remitido a algunos autores que al margen de esta cuestión afirman(ellos, yo no)que pese a esto consiguió importantes logros sociales y económicos. En cuestión de bibliografía le recomiendo que lea el libro que en su día escribió Stanley Payne(para mí uno de los mejores hispanistas)titulado "El fascismo", la analítica que Payne ejercita en dicho libro es más que interesante,a no ser que usted lo haya leído.
    Por mí no hay problema para seguir hablando sobre el hilo en cuestión, como usted quiera...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. El tema del hilo es el manifiesto. No es que no queramos hablar sobre éste o aquél tema, es que convertir el debate sobre el manifiesto en un debate sobre Mussolini parece que no tiene mucho sentido.

    Nuestro manifiesto propone unas ideas muy alejadas de lo que ha sido históricamente el fascismo. Supongo que sobre esto no hay ninguna duda.

    ResponderEliminar